10 consejos para la creación de contenido de tu web

10 consejos para la creación de contenido para tu web

Antes de lanzarte a la creación de contenido para tu web, descubre estos 10 consejos para una estrategia efectiva de creación de contenido.

¿Deseas embarcarte en una estrategia de marketing de contenidos ? ¿Estás listo para escribir tus primeros artículos para tu blog profesional? Cuidado, la creación de contenido para una web debe cumplir con algunas reglas específicas. Estos son los conceptos básicos de la redacción web para poder escribir contenido 100% amigable con la web .

1. La creación de contenido debe cumplir un unos objetivos específicos

Un periodista de prensa escribe para divulgar información. Un editor web, también tiene como objetivo informar, pero además debe saber cómo convencer a sus lectores (vender un producto o servicio, demostrar su conocimiento en algún área, animar al lector a permanecer en el sitio, etc.) y estructurar su texto de acuerdo con las reglas básicas de SEO.

La redacción de contenido requiere el dominio de habilidades múltiples, así como la capacidad de cumplir objetivos específicos, que difieren según el campo de actividad y el perfil de los usuarios de Internet a los que se dirigirán.

2. Cumple con las expectativas de tu público objetivo

Conoces a tu cliente y has definido tu público objetivo. Ahora es necesario trabajar tus contenidos para que el usuario, a menudo con prisa, encuentre rápidamente la información que está buscando. Para cumplir con las expectativas del usuario, es importante proporcionar información de calidad (bien escrita, interesante, educativa o tal vez divertida, atractiva …). Es la calidad del contenido lo que importa. El buen contenido es el que corresponde a los intereses de tu usuario y responde a sus preguntas. Evita a toda costa los mensajes publicitarios y de autopromoción que a menudo son molestos para el visitante y concéntrate en escribir contenido de calidad.

3. Elige temas basados ​​en tu actividad

La redacción de contenido requiere que elijas temas específicos. No publiques cualquier cosa en tu blog. Para esto, hay que tener en cuenta tanto tu área de actividad como el perfil típico de tus lectores potenciales.

¿Qué mensaje quieres dirigir a tu público? ¿Cuáles son los temas que les interesan? Estas preguntas son cruciales. No sería lógico publicar recetas de cocina en un blog inmobiliario u ofrecer asesoramiento legal en una plataforma dedicada a los niños. El buen contenido es ante todo elegir un tema que atraerá a tus lectores y conseguir así más tráfico cualificado.

4. Coloca la información clave al principio

Atraer la atención, este es el secreto de escribir contenido para la web. No solo la de los lectores, a los que debes atraer desde el primer momento apoyándote en los títulos y la introducción. Sino también la atención de los robots de los motores de búsqueda, ofreciéndoles títulos que les permiten indexar fácilmente la página.

Una buena estructuración de tu contenido tiene como objetivo colocar la información principal (palabras claves) en los títulos (H1, H2, H3…) y en las etiquetas (título, meta descripción, alt de las imágenes …).

Sobre todo es esencial trabajar muy bien el título principal y la meta descripción, ya que estos son los que aparecen en la página de resultados de Google.

5. Optimiza el SEO de tus contenidos

La creación de contenido tiene como objetivo informar, convencer… y posicionar bien tus páginas. El posicionamiento natural es un método esencial para colocar tus páginas en los primeros resultados de los motores de búsqueda. Sin esta optimización, tu contenido no será visible para los usuarios y no obtendrás tráfico.

Para posicionar una página hay que realizar una buena elección de palabras clave (que sea popular pero no demasiado competitiva y en línea con las necesidades de tus lectores objetivos), colocar adecuadamente las palabras clave en el contenido (debería alcanzar una densidad promedio de 1 a 2% para la palabra clave principal) y optimizar la URL (que tiene que contener la palabra clave principal y que no sea demasiado larga).

No olvides, también, trabajar el campo semántico alrededor de tu palabra clave. Por ejemplo, si tu contenido está relacionado con el Salón del Automóvil, debes usar términos como “coche”, “automóvil”, “vehículo”, “mecánica”, “cuatro ruedas”, nombres de marcas, etc.

En cualquier caso, todos estos puntos específicos de la creación de contenido afectarán el posicionamiento de la página en las SERP de los motores de búsqueda.

6. Adapta la longitud de los textos a las materias

¿Hay que escribir textos cortos o largos? ¿Deberíamos crear un contenido de 300 a 400 palabras que se lea rápidamente u ofrecer artículos expertos que se tomen el tiempo necesario para explicar bien las cosas? Estas son preguntas que a menudo surgen sobre la redacción de contenido.

Comúnmente se piensa que los usuarios de Internet no leen, o poco, el contenido web. Sin embargo, la mayoría de los artículos que copan los primeros lugares en los resultados de Google suelen tener un promedio alto de palabras. Y como Google no hace nada al azar, esto debe ser porque los usuarios deben apreciar estos contenidos largos.

En realidad, todo depende del tema tratado y el propósito de la página. A veces, 400 palabras son suficientes para resolver una pregunta. En otras ocasiones, ofrecer contenido de 1.500 o 2.000 palabras ayuda a demostrar tu experiencia en un tema determinado.

7. Trabaja el enlazado interno

Cuando tengas varios artículos en el blog. empieza a trabajar el enlazado interno. Esto consiste en insertar en tus contenidos enlaces hacia otras páginas de tu blog (o del sitio web).

El enlazado interno tiene dos ventajas:

  • Alienta a tus lectores a hacer clic en los enlaces para acceder a otras páginas del sitio
  • Contribuye a la buena indexación de tus páginas por los robots de los motores de búsqueda (que, durante el rastreo, circulan en el sitio a través de los enlaces de texto)

8. Planifica tus contenidos

Al principio, crear un blog es bastante simple, eliges un tema para escribir un artículo cada semana, y listo.

Pero puedes llegar a saturarte rápidamente. El aumento de tráfico de tu sitio te otorga más responsabilidad porque tus lectores están esperando artículos recientes. Llega el momento que aumentas el número de artículos semanales en el blog, además debes escribir documentos, guías, casos de clientes, comentarios para tus videos, etc. Los temas se vuelven cada vez más expertos y necesitas recurrir a múltiples colaboradores, tanto internos como externos. Resultado: estás al borde del estrés.

La solución? Efectúa una planificación editorial para la redacción de contenido. Organiza tus publicaciones a largo plazo con temas para tratar en unas fechas de publicación determinadas previamente, ampliaciones de temas ya explotados (muy práctico para organizar el enlazado interno), ideas para futuros artículos, y por supuesto, quién se va a encargar de cada contenido.

9. Comparte tu contenido en redes sociales

Un último punto fundamental para un buen artículo es que este sea compartido. ¿De qué sirve dedicar tiempo a la creación de contenido si hay que esperar a que la gente lo encuentre un poco por casualidad en los motores de búsqueda?

Ve a buscar a tus lectores y distribuye tu contenido a tus clientes a través de todos los canales disponibles para ti (sitio web, correo electrónico, SMS…). Y sobre todo, no olvides adoptar una estrategia de comunicación en las redes sociales para compartir este contenido e invitar a tu audiencia a compartirlo a su vez.

10. Cuidado con los errores ortográficos

Con los SMS y Whatsapp, hemos visto florecer muchos errores de ortografía en internet. Pero un artículo que tiene varios errores desvía al visitante de tu artículo y te hace perder credibilidad. Para evitar esto, no dudes en volver a leer y hazlo leer a un tercero.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.